Función de la glucosa

Home / WP / Función de la glucosa

¡Hola!  Ya para terminar con nuestros ensayos de los Hidratos de Carbono conocidos y denominados por todos o casi todos como Carbohidratos (así los seguimos encontrando en algunos etiquetados de alimentos mexicanos) hablaremos lo más sencillo posible de la función de la GLUCOSA o azúcar.

  • Forma parte de los Hidratos de Carbono, es un monosacárido de bajo peso molecular, contiene solo seis carbonos.
  • Conocido anteriormente como Dextrosa.
  • Presente en algunos alimentos como frutas, miel y en pequeñas cantidades de algunas plantas como las verduras.

El organismo solo puede absorber monosacáridos, es por esto que todos los demás hidratos de carbono más grandes que la glucosa, como los que ya vimos en semanas pasadas disacáridos y polisacáridos, deben de ser hidrolizados, o sea se les une una molécula de agua para empezar su digestión (1).

La glucosa por su parte empieza su digestión en la boca por la enzima segregada por las glándulas salivales, la amilasa salival.

De ahí sigue su camino hasta el duodeno, parte del intestino delgado donde acaba su absorción esta vez con la ayuda de otra enzima segregada por el páncreas que se llama amilasa pancreática.

La glucosa se transporta de manera activa a través de la mucosa intestinal y se absorbe rápidamente de manera directa a la sangre (2).

Es un nutrimento importante para el buen funcionamiento del organismo.

Y también hablaremos de su íntima relación con la hormona insulina quien es la que le muestra el camino a la glucosa para poder entrar a las células, para ser utilizada como combustible.

METABOLISMO DE LA GLUCOSA

La glucosa absorbida llega a la circulación sanguínea gracias a los receptores pancreáticos y a la secreción de insulina, secretada esta última por las células β pancreáticas y una reducción de la secreción de glucagón.

La glucosa que se almacena en el hígado es en forma de glucógeno, es una reserva segura para mantener los niveles de glucosa en sangre.

En cambio, la glucosa que se almacena en el músculo, el glucógeno muscular no participa de manera directa en la regulación de la glucemia, niveles de glucosa en sangre.

En personas con Diabetes tipo 1 el proceso de glucosa-insulina no se lleva a cabo correctamente pues el organismo no produce insulina para que se pueda absorber la glucosa (1,2).

En cambio, en las personas con Diabetes tipo 2 el organismo no produce suficiente insulina o no la utiliza de manera eficiente a la insulina para poder absorber a la glucosa. Es por esto que las personas con Diabetes tipo 2 tienen altos niveles de glucosa en sangre.

La resistencia a la insulina es un trastorno en el cual las membranas celulares tienen una sensibilidad reducida a la insulina, de tal manera que se requiere más de lo normal, para trasportar una determinada cantidad de glucosa al interior de la célula (3).

Para resumir, se ha encontrado que las dietas que proporcionan carbohidratos de bajo índice glucémico mejoran el control de la glucosa en la sangre de los diabéticos; reducen las concentraciones de colesterol y triglicéridos en la sangre; aumentan las concentraciones benéficas del colesterol HDL y disminuyen el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, algunos tipos de cáncer y cardiopatías (4).

Bibliografía:

  1. Asp NG (1995). Clasificación y metodología de los carbohidratos alimentarios en relación con los efectos nutricionales . Am J Clin Nutr 61 (Supl 4), S980 – S987.
  2. Peter Grimm HKB, Susanne Nowitzki-Grimm. Texto y Atlas. 6.a Edición. España: Elsevier; 2017.428 p.
  3. Complete guide to Carb Counting. 4 th. Edition. America Diabetes Association.
  4. Livesey,G.et al. Glycemic response and health. A sistematic review and metaanalysis.relations between dietary glycemic properties and health outcpmes. Am J Clin. Nutr 2008;87 (Suppl).